APRENDER SOBRE VINOS: Temperatura de los vinos

Por F. M. d`Athis de la Revue du Vin de France

Es preciso evitar dos excesos; helar los vinos blancos y servir tibios los tintos. Por lo tanto, no se deben dejar los primeros en el frigorífico durante largo tiempo; el mejor sistema para refrescarlos consiste en sumergir la botella en un cubo de agua lleno de agua muy fria. En lo que a los vinos tintos respecta, hay que proscribir totalmente el método que recomienda colocar la botella sobre el radiador o junto a la chimenea, o incluso sumergirla en agua caliente.

La operación llamada "chambrage" consiste en subir de la bodega, de antemano, los vinos tintos y dejarlos en la misma habitación donde serán consumidos. Sin embargo, no todos los vinos tintos mejoran con este procedimiento. La escala de temperatura puede establecerse del modo siguiente:

VINOS

Como norma general, los vinos jóvenes deben ser servidos más frescos, y los vinos viejos más "chambrés".

No hay que olvidar que el vino se calienta en las copas y que su temperatura aumenta en varios grados durante su servicio. Téngase en cuenta la temperatura de la habitación donde se consumirá el vino, pues cuanto más cálida sea ésta más fresco parecerá el vino, y viceversa.

El buen vino

Color del vinos