APRENDER SOBRE VINOS: El buen vino

Por F. M. d`Athis de la Revue du Vin de France

Un buen vino debe ser adecuado al uso al que esté destinado. Ha de poseer las cualidades de su nombre, de su región, ya que es comprado por quienes gustan de sus características. Por lo tanto, un Beaujolais debe ser "frutado" y amable; un Médoc ha de poseer abolengo y elegancia; un Chambertin será aromático y vigoroso; un Sauternes suave y perfumado, etc.

En cambio, nunca hay que exigir a un vino unas cualidades que no sean las suyas, no pidamos aspereza a un Barsac o dulzura a un Riesling.

Un buen vino es el que ofrece a quien lo degusta las virtudes de raza, de bouquet y de aroma; en una palabra, el placer que de él se espera.

Cru
Un "cru" es un terreno en el que se cosecha un vino que presenta unas características propias, una personalidad que lo distingue de los demás, y que son debidas al terreno, a las cepas, al clima y, por último, a la competencia de quén lo cultiva.
Millesime
"Millesime" es el año de cosecha de un vino; le confiere la misma personalidad que puede darle el terreno o la región donde es producido. Esto es debido a que no todos los años se presentan las mismas condiciones climatológicas. Hay años secos y años lluviosos; unos mas calurosos que otros. Estas condiciones actúan, favoráblemente o no, sobre el fruto de la vid. Así, un año de sequía dará un vino más recio, y los vinos de años lluviosos serán de menor calidad, lo que justifica que se hable de buenos y malos años. Pero en los malos años, gracias a la ciencia de los vinicultores, es posible obtener vinos muy agradables. En cambio, un mal vinicultor puede producir un vino de baja calidad en un buen año. Por consiguiente, la elección de tal o cual año dependerá del discernimiento del comprador.
De todos modos la elección del año de cosecha en un vino determinado se halla en función del empleo que del mismo quiera hacerse en la mesa. Los "millesimes" ligeros han de ser bebidos sin tardanza, en tanto que los de años más logrados pueden esperar.
Envejecimiento de los vinos
No todos los años son adecuados para el envejecimiento. Sólo los años ricos permiten la conservación. Tampoco se puede dejar envejecer cualquier vino, de cualquier región. Se admite que los vinos que los vinos envejecen lentamente y se conservan más tiempo en los países fríos del norte, en tanto que más hacia el sur su envejecimiento es progresívamente más rápido.

Recetas de Cocina

Temperatura de los vinos

Publicidad